martes, 14 de mayo de 2019

EL SEGURO NO PAGA LOS DAÑOS

En caso que la compañía de seguros no quiera pagar el siniestro o el monto es más bajo que el reclamado se puede iniciar  una acción legal para obtener una indemnización por todos los perjuicios soportados.
La indemnización comprenderá los daños materiales del vehículo más las lesiones de las víctimas.
En conclusión, se pueden reclamar indemnizaciones por los daños materiales de los vehículos y todos los demás perjuicios, incluso el daño moral que se haya sufrido si se dan los elementos necesarios para su reclamo judicial.
Salvo en caso que el siniestro se haya producido después de la venta del vehículo pero que no se haya informado a la compañía de seguros.
Si esto ocurre la aseguradora podría rechazar la cobertura del siniestro porque se transmitió el interés asegurado y no se le notificó adecuadamente.
Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y si necesita nuestro asesoramiento puede enviar un mail a info@estudiosilvanaalonso.com.ar o enviar whatsapp a 15-5622-3506.

Dra. Silvana Alonso
Estudio Silvana Alonso
Tucumán 1424, Piso 4, Of. "D", CABA
(54) (11) 4371- 4375 / 15-5622-3506

lunes, 13 de mayo de 2019

AUMENTOS DE PREPAGAS ¿CUÁNDO NO CORRESPONDEN?


Cuando una persona ingresa como afiliado en una prepaga tiene que ser informada, en forma clara, de todo lo que incluye el servicio y cuál será el costo a pagar.
A continuación, algunas claves para detectar si podría haber un incumplimiento en los montos a pagar:
I.- MONTO FACTURADO:
Los importes que llegan en las facturas tienen que coincidir con lo pactado y los únicos aumentos, en principio, que se pueden adicionar son los aumentos generales autorizados por la Superintendencia de Servicios de Salud.
Si te llegan otros aumentos hay que ver si estaban pactados, si corresponde que los apliquen y si pueden ser declarados abusivos.
En caso de advertir que no corresponden hay que hacer el reclamo pertinente en la prepaga y guardar la respuesta como comprobante de la disconformidad.
II.- AUMENTOS POR EDAD:
La forma de detectar este tipo de aumentos es que en el mes del cumpleaños del afiliado principal o alguna de las personas que integran el grupo familiar o en el mes posterior se incremente la cuota. En ese caso hay que ver si hubo algún aumento general autorizado por la Superintendencia para determinar con exactitud cuál fue el porcentaje que corresponde a la edad. Luego se podrá hacer el reclamo con mayor precisión.
III.- AUMENTOS POR PREEXISTENCIAS:
En algunos casos los aumentos en las cuotas se deben a que la prepaga presume o detecta que podría haber una enfermedad preexistente no declarada. En estos casos la empresa podría darle aviso al afiliado que debe comenzar a pagar un mayor valor por la contratación o informarle la baja por declaración jurada falsa. Si la supuesta enfermedad no existe o no es preexistente no corresponde el aumento y puede ser cuestionado.
IV.- AUMENTOS EN PLANES CORPORATIVOS:
Las contrataciones de planes corporativos son las que se realizan entre los empleados, sus empleadores y las empresas de medicina prepaga o cuando hay una mutual como intermediaria. En estos casos, también, se pueden hacer los cuestionamientos de las facturas en las formas detalles en cada uno de los puntos anteriores.

Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y lo expuesto no implica un asesoramiento al reclamo puntual sino sólo sugerencias de cómo proceder ante situaciones que podrían considerarse como abusivas.

Silvana Alonso
@silvanaalonsook  


miércoles, 8 de mayo de 2019

HAY QUE INICIAR UNA SUCESIÓN JUDICIAL PARA VENDER UN AUTO DE UNA PERSONA FALLECIDA


Cuando hay un auto a nombre de una persona fallecida es necesario que quienes lo venden sean declarados herederos por un Juez aunque tengan un testamento a su nombre.
En la República Argentina no hay otra opción que iniciar una sucesión en los tribunales para poder lograr que un Juez dicte una declaratoria de herederos o acepte el testamento que ponga en cabeza de los sucesores la titularidad del auto.
Recién cuando el Juez ordena la transmisión del vehículo se podrá vender a un tercero o inscribirlo a nombre de los herederos con la copia de la orden judicial y los formularios exigidos por el Registro de la Propiedad Automotor.
En los casos en los que se extravió la cédula verde se deberá, previamente, hacer la denuncia en el Registro para que se emita una nueva a nombre de la persona que pase a ser el titular registral.

Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y esta nota no implica un asesoramiento al reclamo puntual sino sugerencias de cómo proceder.

Silvana Alonso
@SilvanaAlonsook 

martes, 7 de mayo de 2019

REAFILIACIÓN CAUTELAR A PREPAGA – DECLARACIÓN JURADA:


Al momento de la contratación de una prepaga los nuevos afiliados son obligados a completar un formulario llamado “declaración jurada” que consiste en informar antecedentes de enfermedades para que puedan ser cotizadas las “preexistencias” y así cobrarle un adicional al valor pactado.
El problema surge cuando la persona no sabe que padece alguna patología y/o enfermedad y por ello no la denuncia. Una vez que la prepaga detecta con los estudios y/o prestaciones que se solicitan que podría haber algo que no fue declarado se envía una intimación para que abone el adicional por preexistencia o se lo da de baja en forma automática de la afiliación.
La Justicia Federal en lo Civil y Comercial, en un reciente fallo, sostuvo que “la rescisión del contrato de afiliación de la accionante por la empresa demandada resulta –prima facie arbitrario, desde que no ha dado una explicación fundada de por qué consideró que la afiliada sabía y omitió denunciar cierta patología…”.
Lo que hay que tener en cuenta cuando una prepaga acusa que un afiliado hizo una “declaración jurada falsa” hay que contestar en forma inmediata a fin de requerir que se continúe con la cobertura en la forma pactada, por lo menos, hasta que se investigue si existió o no un conocimiento previo a la contratación.
Lo contrario está en violación de nuestra Constitución Nacional. La obligación de las prepagas de otorgar una cobertura integral surge con toda claridad atento que su negativa es inconstitucional. La falta de cumplimiento con la cobertura de geriátrico es violatoria del artículo 42 de la Constitución Nacional. El referido artículo dispone: “…los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos…”. Asimismo, dispone que “las autoridades proveerán a la protección de esos derechos…” No puede compararse el servicio de medicina prepaga con cualquier otra actividad comercial ajena a la provisión de servicios esenciales para la población.
En el caso de no obtener la cobertura pedida es importante enviar una intimación formal a la prepaga para poder dejar asentado el pedido y la negativa o silencio de la misma. Luego de eso se podrá iniciar el reclamo judicial pertinente y así obtener lo que debieron cubrir desde un principio.
Es importante prestar mucha atención a los contratos y facturas que envían las prepagas para poder conocer qué corresponde en cada caso.
Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y si necesita nuestro asesoramiento puede enviar un mail a info@estudiosilvanaalonso.com.ar o enviar whatsapp a 15-5622-3506.

Dra. Silvana Alonso
Estudio Silvana Alonso
Tucumán 1424, Piso 4, Of. "D", CABA
(54) (11) 4371- 4375 / 15-5622-3506